15 julio, 2024

Los confinamientos por covid-19 están causando caos en el mercado de automóviles más grande del mundo

Las fábricas cierran, los lanzamientos de nuevos modelos se retrasan y las ventas se desploman. El enorme mercado de automóviles de China se ha visto afectado por el último aumento de casos de covid-19 en el país, con estrictos confinamientos en varias ciudades que afectan la producción de vehículos.

El peor brote de coronavirus en China en dos años ha llevado a las autoridades a intensificar la política de “cero covid” del Gobierno, cerrando varias ciudades importantes y decenas de millones de personas.

Las estrictas medidas de confinamiento en lugares como Shanghái y la provincia de Jilin han obligado a los fabricantes de automóviles a cerrar la fabricación y arriesgarse a retrasar los envíos en un momento en que la demanda mundial de vehículos es fuerte.

Las fábricas de Volkswagen en Shanghíi y Changchun, la capital provincial de Jilin, han estado cerradas durante semanas, dijo la compañía el lunes.

“Debido a la situación actual de covid, la producción en nuestras fábricas en Changchun (desde mediados de marzo) y Anting/Shanghái (desde el 1 de abril) está actualmente suspendida”, dijo Volkswagen en una respuesta escrita a CNN Business. “Esto está causando actualmente un retraso en la producción”.

La empresa agregó que compensará las paradas de producción “si la situación mejora en un futuro cercano”, a través de turnos adicionales y otras medidas. “En este momento, estamos evaluando la situación día a día”, agregó.

Tesla detuvo la producción en su fábrica de Shanghái desde que la ciudad impuso un confinamiento, el 28 de marzo, y Toyota también se vio obligada a cerrar su fábrica de Changchun, según Reuters. Ninguna de las compañías respondió a las solicitudes de comentarios de CNN Business.

Nio, un fabricante chino de vehículos eléctricos, dijo el sábado que había suspendido la producción debido a interrupciones relacionadas con el covid-19.

“Desde marzo, debido a la pandemia, los socios proveedores de la compañía en varios lugares, incluidos Jilin, Shanghái y Jiangsu, suspendieron la producción uno tras otro y aún no se han recuperado”, dijo la compañía en un comunicado. “En consecuencia, Nio ha detenido la producción de automóviles”, dijo, y agregó que la compañía pospondrá las entregas de sus vehículos eléctricos a los usuarios.

No se trata solo de fabricantes individuales. El Auto Show de Beijing, una de las reuniones mundiales más grandes de la industria, se pospuso hasta nuevo aviso debido al reciente aumento en los casos de covid-19. El evento estaba originalmente programado para realizarse del 21 al 30 de abril.

“Prestaremos mucha atención al desarrollo de la pandemia”, dijo el sábado la Secretaría de Auto China en una publicación en su cuenta oficial de WeChat, y agregó que anunciar nuevas fechas oportunamente.

Eso significa que se retrasarán varios lanzamientos de automóviles nuevos. Los fabricantes chinos de vehículos eléctricos Nio, XPeng y Li Auto dijeron anteriormente que presentarían nuevos modelos en el Autoshow de Beijing.

Las restricciones por el covid-19 también han pasado factura a las ventas de automóviles del país.

Las ventas de vehículos en China cayeron un 12%, en marzo, respecto al año anterior, revirtiendo un aumento del 19% en febrero y poniendo fin a dos meses consecutivos de crecimiento, mostraron el lunes datos de la Asociación China de Fabricantes de Automóviles.

La organización atribuyó la disminución al reciente aumento de casos de covid-19.

Sin embargo, los datos del lunes mostraron un punto positivo: la demanda de vehículos eléctricos en China sigue siendo sólida.

En marzo se vendieron alrededor de 455.000 vehículos de nueva energía, incluidos híbridos y vehículos eléctricos puros, un 122 % más que hace un año, según datos separados de la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China.

Las ventas de Tesla en China fueron particularmente sólidas y ocuparon el primer lugar entre las marcas puramente eléctricas.

La empresa entregó 65.814 vehículos fabricados en China en marzo, la mayoría de los cuales se vendieron en el mercado chino. Ese número aumentó un 85% desde hace un año.

BYD, mientras tanto, vendió la mayor cantidad de vehículos de energía nueva en China, entregando 104.878 unidades en marzo. Entre ellos, 53.664 eran modelos puramente eléctricos.

Tesla no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre sus cifras de ventas de marzo.

Read Previous

La revocación de mandato, lo que nos dejó. . .

Read Next

Con Ley Eléctrica y revocación en la bolsa, AMLO llega fortalecido a informe de labores

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *